Culpan de la crisis financiera mundial a la adicción de los banqueros a la cocaína

Nota escrita por: David Nutt, antiguo asesor del Gobierno británico, denuncia su abuso

“Wall Street se emborrachó de dinero en los últimos años y nosotros sufrimos la resaca” aseguró en enero de 2009 el entonces presidente estadounidense George Bush en su despedida de la Casa Blanca. “Nuestra función será retirar el ponche justo cuando empiece la siguiente fiesta”, declaró tres años más tarde el gobernador del Banco de Inglaterra, Mervyn King. Pero el culpable no fue el alcohol, sino la cocaína, según piensa David Nutt, antiguo asesor del gobierno británico en materia de drogas.

“Los banqueros abusaron de la cocaína y nos metieron en este lío terrible”, señala en una entrevista en Sunday Times el expresidente del Consejo Consultivo contra el abuso de las drogas.

En su opinión, la cocaína les ayudó a tener un “exceso de confianza en sí mismos” y les llevó “a tomar más riesgos”. Esta situación no solo provocó el colapso del banco Barings, sino que posteriormente trajo como resultado la crisis financiera actual.

Nutt, que es actualmente profesor de Neuropsicofarmacología en el Imperial College piensa que la cocaína fue perfecta para la “cultura bancaria de la excitación y el impulso y el más y el más y el más. Es la droga del más”, señala en declaraciones que recoge The Guardian.

El antiguo asesor del gobierno británico en materia de drogas fue despedido en 2009 por asegurar que “tomar éxtasis es menos peligroso que montar a caballo” y que “el éxtasis y el LSD son menos dañinos que el alcohol”.
Cultura del exceso

La denuncia de Nutt sorprende, pero no es la primera. La crisis comenzó a destapar en 2009 una cultura de alcohol, drogas e inversión en la City de Londres.

Por aquella época empezaron a aparecer numerosos profesionales expertos en desintoxicación asegurando estar asediados por las llamadas de banqueros de inversión solicitando ayuda.

“Consumir cocaína y grandes cantidades de alcohol es parte de la cultura de la City. Trabajas duro, apuestas fuerte y obtienes tu recompensa porque tu bonus es fantástico”, explicaba en su día Philip Hopley, psiquiatra al frente de una clínica en Londres.

Protected: ¿Esta muriendo la gestión de cartera tradicional?

This content is password protected. To view it please enter your password below:

EE.UU. : Recorte de gastos aplaza creación de nuevos empleos

Este viernes los datos del mercado laboral estadounidense asustaron a inversionistas y analistas por igual, pues quedaron por debajo incluso de la más pesimista de las proyecciones.

El consenso del mercado apuntaba a una creación neta de 190 mil nuevos empleos, tras haber generado 268 mil en febrero, pero el dato real fue de 88 mil, la cifra más baja desde junio del 2012.

En cuanto al sector manufacturero, se esperaba una creación de 10 mil empleos, y en realidad el sector destruyó 3 mil puestos de trabajo y el Gobierno eliminó 7 mil puestos.

La revelación de estos datos elevó inmediatamente la demanda por los bonos del Tesoro de Estados Unidos, haciendo subir los precios de todos los bonos emitidos por ese país en todos los plazos, mientras que los rendimientos, que se habían sostenido por encima de ciertos niveles, de 2% para el bono de 10 años y 3% para el de 30 años, volvieran a tocar niveles mínimos para el año.

Tanto en aquel junio como en marzo, la menor creación de empleo ha estado relacionada con la incertidumbre que emite el Gobierno respecto al recorte de sus gastos.

En junio del año pasado el mercado estaba a la espera de la decisión que tomaría el gobierno respecto a elevar o no el techo de la deuda, aunque entre los analistas existía la certidumbre de que el techo de la deuda se elevaría, a los políticos les tomó semanas alcanzar un acuerdo, lo que afectó las decisiones de contratación a lo largo del país.

En el mes de marzo el tema fue el “secuestro” (conocido como sequestration), un programa automático de recorte de gastos y partidas presupuestarias que de ejecutarse significa un “ahorro” de $85 billones, acompañado de un alza de impuestos.

Según analistas, los políticos han enfatizado en las repercusiones negativas que el “secuestro” tendrá en la economía y esas palabras han calado en la mente de los empresarios, que han tomado una actitud de “esperar para ver”, que acabó en una disminución repentina de las contrataciones, las cuales venían superando la cifra de 138 mil puestos por mes en los últimos ocho meses.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.