Once países a favor de impuesto a transacciones financieras

Once países europeos apoyaron a crear un impuesto a las transacciones financieras, reflotando un proyecto impulsado por Francia y Alemania para recuperar el crecimiento del continente en medio de negras perspectivas para la economía mundial.

Para que el plan saliera adelante “en un grupo reducido” se necesitaba al menos la aprobación de nueve países europeos.

Este martes “cuatro países se manifestaron en favor, por lo cual suman once” países lo que quieren avanzar en este tema, anunció el comisario europeo encargado de la fiscalidad, Algirdas Semeta.

“Quiero agradecer a los países que ya expresaron su apoyo por carta y a los que lo hicieron de forma oral este martes”, indicó durante la reunión en Luxemburgo de los 27 ministros de Finanzas de la Unión Europea (UE) dedicada a reflotar la vieja propuesta.

Francia y Alemania, amparados por la Comisión Europea, unieron sus fuerzas para poner en marcha la tasa sobre las transacciones financieras sólo en algunos países ante la falta de unanimidad por este tema. En ese caso se trataría de una “cooperación reforzada” entre algunos países europeos.

El ministro de Finanzas francés, Pierre Moscovici, se mostró optimista el lunes tras una “charla muy agradable” con su socio italiano, Vittorio Grilli.

La idea “parece convincente y creíble”, aseguró Moscovici.

Pero la recaudación anual que se obtenga dependará de la cantidad y de qué países (de acuerdo a su PIB) la utilicen. El Ejecutivo comunitario señaló que si esta tasa para gravar todas las operaciones de acciones, bonos y derivados fuera utilizada en el conjunto de la UE se podría alcanzar una recaudación de hasta 57.000 millones de euros.

La propuesta, basada en una idea del premio Nobel de Economía James Tobin, pretende gravar con el 0,1% a los intercambios de acciones y títulos y del 0,01% a los productos derivados.

El ministro chipriota de Finanzas, Vassos Shiarly, pronosticó que el debate acalorado continuará ya que incluso con el apoyo de once países, dos más de lo necesario, el camino hacia lograr esta meta aún no ha sido allanado.

En última instancia, el Consejo Europeo deberá aprobarla por mayoría cualificada para que siga adelante.

El ministro de Finanzas holandés, Jan Kees De Jager, admitió que Holanda “rechaza la idea”, pero no la bloqueará, dijo una fuente europea cercana al tema.

El gravamen a estas operaciones, contribuiría a reducir las especulaciones financieras y estabilizar los mercados, argumentan los defensores de la propuesta. Además el sector financiero terminará de alguna manera pagando -aunque mínimamente- por las convulsiones que provocó en la economía mundial.

Pero hay países que rechazan de plano la idea. Entre ellos, Reino Unido, donde se alberga la principal plaza financiera europea y que es uno de los enemigos acérrimos de la iniciativa.

La propuesta para recuperar el crecimiento es al menos una bocanada de aire fresco, poco después de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) redujera nuevamente sus previsiones para 2012, a 3,3% contra 3,5% en julio, a raíz principalmente de la crisis en Europa que se mantiene como “la amenaza más grande” para la economía del planeta.

La Unión Europea debe tomar medidas para “conseguir una unión bancaria y una mejor integración presupuestaria” y buscar el saneamiento de sus finanzas públicas, pidió el Fondo.

Fuente: El Economista (España)

Leave a comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: